ASESORÍA ALIMENTARIA: ¿QUÉ ES Y A QUÉ SE DEDICA?

Toda industria alimentaria está obligada al cumplimiento de numerosas disposiciones legales sustancialmente complejas y cambiantes. Estos ordenamientos jurídicos implican una serie de gestiones burocráticas de difícil entendimiento que, hasta cierto punto, conllevan una enorme inversión de tiempo.

Las Asesorías Alimentarias trabajan para ayudar a las empresas de este sector a cumplir todos los requisitos que la ley les exige.

En este sentido, una parte fundamental de las Consultoras Alimentarias es su servicio de Asesoramiento Técnico en relación con la legislación vigente que afecta al producto o actividad de un establecimiento alimentario, tanto si es comercializado en la Unión Europea (UE), como si se pretende su exportación a otros países extracomunitarios.

Al inicio de la actividad de una empresa alimentaria, esta debe estar registrada en el “Registro Sanitario de Empresas y Establecimientos Alimentarios”, donde la Consejería de Salud otorga la autorización sanitaria a dicho establecimiento. Este es un ejemplo de tramitación administrativa que las Consultorías Alimentarias gestionan.

Departamentos de una Asesoría Alimentaria

Las asesorías alimentarias suelen estar divididas en departamentos en los que se distribuyen las actividades específicas, para mejorar la gestión de las distintas funciones.

Entre los departamentos más comunes, dentro de una consultora alimentaria, destacan:

El Área de Seguridad Alimentaria

El marco legislativo que se aplica a las empresas alimentarias hace especial hincapié tanto en la inocuidad de los productos alimenticios, como en la correcta información a los consumidores.

En el ámbito de la seguridad alimentaria, es imprescindible la implantación de un conjunto de programas y acciones preventivas, que garanticen la inocuidad de los alimentos, como son los Planes Generales de Higiene (PGH) (obligatorio para todos los establecimientos alimentarios) y el Plan de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC) (obligatorio si se sirven más de 200 comidas en un mismo día), que componen el Sistema de Autocontrol, específico para cada empresa.

Esta documentación, al ser obligatoria, es uno de los servicios más solicitados a las asesorías alimentarias. También lo es la revisión del etiquetado de productos, ofreciendo al consumidor una información fiable sobre el alimento y su composición.

El Área de Normas de Calidad

Es otra de las áreas importantes de una consultoría alimentaria. Estos departamentos se dedican al diseño, implantación, actualización y mejora de las normas de inocuidad (IFS, BRC, FSSC 22000) y de calidad (ISO 9001, ISO 22000) en las empresas alimentarias. La certificación en estas normas otorga a estas empresas unos beneficios tales como el aumento de la seguridad de los productos, la apertura a nuevos mercados y el reconocimiento por organismos internacionales, con el prestigio que esto supone.

Las Auditorías Internas son sistemas de control e inspección, con el fin de corregir y mejorar los procesos que se llevan a cabo en las industrias alimentarias. Este tipo de prestaciones por parte de una consultoría, ayudan a la empresa a no desviarse y conseguir sus objetivos dentro de los términos legales.

Investigación + Desarrollo + Innovación

Muchas Asesorías Alimentarias también tienen servicios de Investigación + Desarrollo + Innovación, para la optimización de procesos y desarrollo de nuevos productos.

Empresas Formadoras

Además, las consultoras, pueden estar acreditadas como Empresas Formadoras, ofreciendo formación específica sobre el sector agroalimentario.

En Tecoal, ofrecemos un servicio integral en todas estas áreas. Si necesitas cualquier servicio citado anteriormente o que te asesoremos en cualquier tema referente al sector alimentario, no dudes en contactar con nosotros: tecoal@tecoal.net – 954 395 111.

Listeria

Control de Listeria

¿Tienes cubierto el control de Listeria que las Autoridades Sanitarias están exigiendo a las industrias alimentarias que elaboran PRODUCTOS LISTOS PARA EL CONSUMO?

Estos son los servicios que te ofrecemos para el control de Listeria:

1. Pruebas que evidencien que los procesos térmicos, tanto de calor como de frío, cumplen con los límites descritos en su Sistema de Autocontrol. Estas pruebas, denominadas verificaciones, demostrarán que las temperaturas y tiempos aplicados a los alimentos son suficientes para eliminar o minimizar el crecimiento de Listeria. Estas pruebas las realizamos con equipos calibrados.

2. Actualización del Sistema de Autocontrol incluyendo el control de Listeria. Esta actualización incluye la revisión de los productos químicos usados en industria.

3. Adaptación de las frecuencias de muestreo de Listeria en PRODUCTOS y SUPERFICIES en base al volumen de producción y si los productos elaborados son favorecedores o no del crecimiento de Listeria.

4. Caracterización de los productos elaborados en base a la actividad de agua (aw) y pH que presentan cada uno de ellos. Los resultados de estos dos parámetros identificarán a los productos como favorecedores o no del crecimiento de Listeria.

5. Estudios de vida útil. Uno de los objetivos de un estudio de vida útil es determinar el tiempo en el que un producto puede mantener niveles inferiores a 100 ufc/g de Listeria durante su comercialización, para que sea seguro para el consumidor final. Debes realizar tantos estudios como productos o familias de productos listos para el consumo elabores. Si necesitas estudios de vida útil urgentes podemos hacerlos mediante técnicas de microbiología predictiva.

6. Formación específica de Listeria.

Horario de atención de 8 a 16h