Alérgenos

Alérgenos

Elaboramos y actualizamos las fichas técnicas, recetas y menús a la normativa de alérgenos. Te ofrecemos soluciones completas para garantizar la ausencia de alérgenos.

Sufrir una alergia alimentaria puede llegar a ser un problema bastante grave, ya que, en los casos de personas más sensibles, pueden sufrir un shock anafiláctico sólo con ingerir una pequeña cantidad del alimento en cuestión, y llegar incluso a ser letal.

Para evitar este tipo de situaciones, surge el Reglamento 1169/2011 sobre información Alimentaria facilitada al consumidor. Como podemos extraer del texto introductorio a la normativa desde la web de AECOSAN, “El propósito del Reglamento es perseguir un alto nivel de protección de la salud de los consumidores y garantizar su derecho a la información para que los consumidores tomen decisiones con conocimiento de causa”.

En dicho reglamento se establece, entre otros aspectos, la obligatoriedad de la industria alimentaria de ofrecer información al consumidor sobre los alérgenos de sus productos y la lista de alérgenos, comprendida por:
1. Cereales que contengan gluten, tales como el trigo, el centeno, la cebada o la avena, así como cualquiera de sus variedades híbridas.
2. Crustáceos.
3. Huevos.
4. Pescado.
5. Cacahuetes.
6. Soja.
7. Leche, incluida la lactosa, ya que esta es la causante de la intolerancia en aquellas personas que presentan bajos niveles de la enzima lactasa en su organismo.
8. Frutos con cáscara, tales como las almendras, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, pistachos, nueces macadamia o nueces de Australia.
9. Apio.
10. Mostaza.
11. Granos de sésamo.
12. Dióxido de azufre y sulfitos, siempre que se presenten en una cantidad superior a los 10 mg por kilo o litro.
13. Altramuces.
14. Moluscos.

En aquellos casos en los que el alimento se encuentre envasado, el reglamento establece que deben de nombrarse los alérgenos en la lista de ingredientes de una forma destacada, mediante una tipografía diferente a la utilizada en el resto de ingredientes de la lista.

Como se deduce de todo lo comentado anteriormente, el principal objetivo que se pretende con la normativa es la prevención de cualquier tipo de problema que pueda derivarse de una posible alergia e intolerancia alimentaria.

Información de Contacto:

Sobre nosotros:

Desde TECOAL entendemos que el tiempo es oro y hace falta mucho para investigar, gestionar, formarse, y estar al corriente de todo. Nosotros lo hacemos para que no tenga que perder el suyo.

Especializados en cursos de:

  • Industria Alimentaria.
  • Hostelería.
  • Seguridad y Calidad Alimentaria.
  • Laboratorio.
  • Otros Cursos.

Charlas formativas:

  • Buenas prácticas de manipulación.
  • Sistemas de Trazabilidad.
  • Limpieza y desinfección.
  • La cocina sin alérgenos.
  • Y muchas más.
Listeria

Control de Listeria

¿Tienes cubierto el control de Listeria que las Autoridades Sanitarias están exigiendo a las industrias alimentarias que elaboran PRODUCTOS LISTOS PARA EL CONSUMO?

Estos son los servicios que te ofrecemos para el control de Listeria:

1. Pruebas que evidencien que los procesos térmicos, tanto de calor como de frío, cumplen con los límites descritos en su Sistema de Autocontrol. Estas pruebas, denominadas verificaciones, demostrarán que las temperaturas y tiempos aplicados a los alimentos son suficientes para eliminar o minimizar el crecimiento de Listeria. Estas pruebas las realizamos con equipos calibrados.

2. Actualización del Sistema de Autocontrol incluyendo el control de Listeria. Esta actualización incluye la revisión de los productos químicos usados en industria.

3. Adaptación de las frecuencias de muestreo de Listeria en PRODUCTOS y SUPERFICIES en base al volumen de producción y si los productos elaborados son favorecedores o no del crecimiento de Listeria.

4. Caracterización de los productos elaborados en base a la actividad de agua (aw) y pH que presentan cada uno de ellos. Los resultados de estos dos parámetros identificarán a los productos como favorecedores o no del crecimiento de Listeria.

5. Estudios de vida útil. Uno de los objetivos de un estudio de vida útil es determinar el tiempo en el que un producto puede mantener niveles inferiores a 100 ufc/g de Listeria durante su comercialización, para que sea seguro para el consumidor final. Debes realizar tantos estudios como productos o familias de productos listos para el consumo elabores. Si necesitas estudios de vida útil urgentes podemos hacerlos mediante técnicas de microbiología predictiva.

6. Formación específica de Listeria.

Horario de atención de 8 a 16h