FORMACIÓN DEL PERSONAL DE MANTENIMIENTO DE INSTALACIONES FRENTE A LEGIONELLA

Los componentes de sistemas de refrigeración por aerosolización (nebulizadores) que encontramos en las terrazas de muchos bares para combatir las altas temperaturas o los sistemas de lavado de vehículos son algunas de las instalaciones con un menor riesgo de proliferación de la Legionella. Por ello, hasta hace poco tiempo, los responsables de su mantenimiento no se han visto obligados a recibir ninguna formación preventiva en este sentido.

Sin embargo, actualmente los inspectores de sanidad están solicitando los cursos de Legionella a estos responsables. Provincias como Huelva, Sevilla o Córdoba han experimentado un crecimiento del número de inspecciones por parte de las autoridades sanitarias. El hecho de que los empleados que se dediquen a la realización de las labores de mantenimiento, limpieza y control no dispongan de la formación pertinente, conlleva sanciones ejemplares por parte de las autoridades competentes.

¿Qué es la Legionella?

La Legionella es un género de bacterias que vive y crece en las aguas estancadas, a temperaturas relativamente elevadas (35ºC aproximadamente). De todas las especies que pertenecen a este género, la Legionella pneumophila es la responsable de la mayoría de las infecciones en personas (en torno al 90% de los episodios).La infección por Legionella es la enfermedad conocida por el término genérico de legionelosis. Puede presentarse de dos formas:

  • Como una enfermedad febril, de carácter leve, parecido a un cuadro gripal, denominada Fiebre de Pontiac.
  • Otra de carácter más severo, una especie de neumonía atípica, conocida como Enfermedad del Legionario. Pese a que la mayoría de los enfermos se recuperan mediante tratamiento con antibióticos, la Enfermedad del Legionario es grave y puede resultar mortal.

Debido al riesgo que supone para la salud de las personas, en España, la prevención y el control de la enfermedad, está legislado a nivel nacional. En dicha legislación se recogen todas las instalaciones que pueden suponer un riesgo de proliferación de Legionella y, en consecuencia, un peligro para la salud, si no se realiza correctamente el mantenimiento higiénico-sanitario de las mismas.

No todas instalaciones presentan el mismo riesgo de proliferación y dispersión de Legionella. Entre ellas, encontramos instalaciones de mayor y menor riesgo.

Legionella: Instalaciones de mayor riesgo:

  • Circuitos de agua caliente sanitaria con retorno.
  • Sistemas de condensación evaporativa y torres de refrigeración.
  • Centrales humidificadoras industriales.
  • Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación a través de chorros de alta velocidad o la inyección de aire (spas, jacuzzis, bañeras de hidromasaje, tratamientos con chorros a presión, otras).

Legionella: Instalaciones de menor riesgo:

  • Circuitos de agua caliente sanitaria sin retorno.
  • Instalaciones de agua fría para su consumo.
  • Instalaciones de agua contra incendios.
  • Fuentes decorativas con difusión de aerosoles.
  • Circuitos de riego por aspersión en poblaciones, en campos de golf o instalaciones deportivas.
  • Piezas de sistemas de refrigeración por pulverización (nebulizadores).
  • Instalaciones de lavado de vehículos.
  • Máquinas de asfaltado en vías públicas.
  • Máquinas de riego de vías públicas.

Hasta hace relativamente poco tiempo, los responsables del mantenimiento de algunas de estas instalaciones de menor riesgo, no requerían formación, lo cual ha cambiado radicalmente.

Obligación de realizar el curso de Legionella

Tal y como se recoge en Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, todo aquel que se dedique a mantener higiénica y sanitariamente las instalaciones que en las que puede proliferar y dispersarse la Legionella, debe contar con la formación para la prevención de la legionelosis. Por lo tanto, es obligatorio que todos estos trabajadores realicen un curso de legionella  a través de una empresa formadora que haya sido autorizada por la Comunidad Autónoma a la que pertenezca. Una vez realizado este curso, la formación ha de renovarse a los 5 años de la obtención del título.

En el caso de nuestra comunidad autónoma, la Junta de Andalucía no permite que las formaciones para los cursos de Legionellasean online, sino que deben ser estrictamente presenciales, incluyendo una visita a una torre de refrigeración y un circuito de agua caliente sanitaria con retorno.

El Grupo Microal-Tecoal está autorizada por la Junta de Andalucía con el número LEG 15-2004/A para la impartición de cursos de Legionella.

Si realizas operaciones de mantenimiento de instalaciones que pueden suponer un riesgo para la proliferación y dispersión de Legionella, y no has realizado el curso, contacta con nosotros y te informaremos de las fechas que tenemos disponibles y su coste. Todos los cursos son gratuitos para desempleados a través de la seguridad social.

Listeria

Control de Listeria

¿Tienes cubierto el control de Listeria que las Autoridades Sanitarias están exigiendo a las industrias alimentarias que elaboran PRODUCTOS LISTOS PARA EL CONSUMO?

Estos son los servicios que te ofrecemos para el control de Listeria:

1. Pruebas que evidencien que los procesos térmicos, tanto de calor como de frío, cumplen con los límites descritos en su Sistema de Autocontrol. Estas pruebas, denominadas verificaciones, demostrarán que las temperaturas y tiempos aplicados a los alimentos son suficientes para eliminar o minimizar el crecimiento de Listeria. Estas pruebas las realizamos con equipos calibrados.

2. Actualización del Sistema de Autocontrol incluyendo el control de Listeria. Esta actualización incluye la revisión de los productos químicos usados en industria.

3. Adaptación de las frecuencias de muestreo de Listeria en PRODUCTOS y SUPERFICIES en base al volumen de producción y si los productos elaborados son favorecedores o no del crecimiento de Listeria.

4. Caracterización de los productos elaborados en base a la actividad de agua (aw) y pH que presentan cada uno de ellos. Los resultados de estos dos parámetros identificarán a los productos como favorecedores o no del crecimiento de Listeria.

5. Estudios de vida útil. Uno de los objetivos de un estudio de vida útil es determinar el tiempo en el que un producto puede mantener niveles inferiores a 100 ufc/g de Listeria durante su comercialización, para que sea seguro para el consumidor final. Debes realizar tantos estudios como productos o familias de productos listos para el consumo elabores. Si necesitas estudios de vida útil urgentes podemos hacerlos mediante técnicas de microbiología predictiva.

6. Formación específica de Listeria.

Horario de atención de 8 a 16h